miércoles, 18 de abril de 2018

mirarme en unos ojos...


Abrir nuestras ventanas; sentir el aire nuevo;
pasar por un camino que huele a madreselvas;
beber con un amigo; charlar o bien callarse;
sentir que el sentimiento de los otros es nuestro;
mirarme en unos ojos que nos miran sin mancha,
¿no es esto ser feliz pese a la muerte?
Vencido y traicionado, ver casi con cinismo
que no pueden quitarme nada más y que aún vivo,
¿no es la felicidad que no se vende?

sábado, 10 de marzo de 2018

su melodía predilecta...



En cuanto nota, barrunta, huele que se levanta del suelo el polvillo de la pena, se pone a silbar su melodía predilecta. No necesita decidirlo. Le viene sola. Siente profunda gratitud por esa canción. Cosas suyas. A veces, cuando se dirige al comedor, o en el patio, o tras despedirse de su madre en el locutorio, busca su rápido efecto tranquilizador susurrándola, Hegoak ebaki banizkio, tan bajito que es casi como si sólo la pensara, siempre imitando la voz de Mikel Laboa. Se lo tiene prometido: el día en que recupere la libertad, nada más llegar al pueblo subirá al monte a cantar Txoria txori sin más testigos que la hierba y los árboles.

Fernando Aramburu 
en "PATRIA"
Imagen: El Independiente

sábado, 24 de febrero de 2018

mientras piensan sus sueños...



Me gustan las mujeres que tienen invierno 
y resisten el frio sin perder la calma 
mientras piensan sus sueños 
con la paz de las nieves que esponjan la tierra 
para la lluvia fina 
y preparan el alma y en silencio la siembran…  

en “Todas las formas de decir tu nombre”
Imagen en: leotextosconbuga